Los derechos del usuario de banca

Lo que no nos contaron cuando nos colocaron las preferentes o las obligaciones subordinadas.

En la mayoría de ocasiones, el director o directora de turno, aprovechándose de nuestro total desconocimiento sobre este tipo de productos financieros, y muy probablemente del suyo propio, nos colocaron nuestros ahorros en preferentes o subordinadas haciéndonos creer que se trataba de un depósito a plazo, seguro y garantizado y con total vencimiento,  y con el gancho de una mayor rentabilidad. Nos dijeron: “cuando necesites el dinero llámame dos días antes que te lo tendré preparado”, o “esto es lo mejor que hay ahora mismo, mi madre y yo también tenemos”, y otro sinfín de mentiras más que se emplearon para generar un mayor grado de confianza.

Pasado el tiempo y los acontecimientos, ya hemos descubierto que no se trataba de depósitos, ni que tampoco eran productos seguros ni garantizados, que no tienen vencimiento, y que además hemos perdido todo o parte de nuestro capital y de la remuneración – que por cierto, no en todos los casos era mayor que otros productos de menor riesgo – .

A continuación, y aunque sea de forma resumida, es lo que nos debieran haber contado  antes de vendernos preferentes o subordinadas. Se trata de la información necesaria e imprescindible para que el usuario de banca pueda discernir libremente sobre la conveniencia de este producto a sus necesidades financieras:

¿Qué son las Obligaciones Subordinadas y las Participaciones Preferentes?

Se trata emisiones de valores, y son un instrumento muy utilizado en los mercados de capitales para la captación de fondos. Según la propia definición de la CNMV, se trata de instrumentos complejos y de riesgo elevado que pueden generar rentabilidad, pero también pérdidas en el capital invertido. La propia CNMV reconoció, en octubre de 2012, que se han detectado incidencias en la comercialización de ciertos productos.

Cotización en el mercado de Renta Fija

Las Participaciones Preferentes y Obligaciones subordinadas cotizan en el mercado de renta fija, pese a ser un producto híbrido entre la renta fija (carecen de derechos políticos) y la renta variable (en el caso de las Obligaciones en el momento de su vencimiento su liquidez no está garantizada).

Las Participaciones Preferentes y Obligaciones tienen las siguientes características generales:

Remuneración: Fija y/o variable, no acumulativa. Condicionada a: (i) la obtención de suficientes Beneficios considerados como distribuibles; y (ii) limitaciones impuestas por la normativa bancaria sobre recursos propios.

Plazo: Perpetuas, si bien el Emisor podrá acordar la amortización, en general, a partir del 5º año desde su desembolso previa autorización del Banco de España. En el caso de las obligaciones subordinadas, el plazo de vencimiento suele ser de 20 años o más, aunque también pueden tener carácter perpetuo.

Tienen garantías: Las Participaciones Preferentes junto a las Obligaciones Subordinadas contarán con la garantía solidaria e irrevocable del garante.

Orden de prelación: (especialmente relevante en caso de insolvencia o liquidación del emisor):

Las Participaciones Preferentes se sitúan:

– Por delante de las acciones ordinarias del EMISOR.

– Al mismo nivel que los valores similares del EMISOR (en su caso).

– Por detrás de los Valores Similares Senior y de todas las deudas del EMISOR.

Las Obligaciones Subordinadas se sitúan:

Las Obligaciones subordinadas, en relación con las demás obligaciones de la Sociedad, en los supuestos de liquidación o disolución, se situarán, a efectos del orden de prelación de créditos, detrás de todos los acreedores comunes y delante de las aportaciones ordinarias de los socios.

Por otro lado cabe destacar que los folletos informativos, cuya información debe ser transmitida por la entidad al cliente, son de difícil comprensión, lo que hace improbable que el cliente no profesional pueda haber llegado a comprender las características de los productos suscritos. Asimismo no siempre se entregaron los resúmenes con las principales características y riesgos de cada emisión, tal y como exige la normativa.

Definición de los riesgos asociados a Las Obligaciones y Participaciones Preferentes:

Las Participaciones Preferentes, Obligaciones u otros productos de inversión de similares características, presentan ciertos riesgos que hace desaconsejable su contratación por parte de los clientes no expertos o no conocedores de los mismos.

A continuación definimos brevemente los principales:

– Riesgo de tipos: Las variaciones en los tipos de interés que ofrece el mercado harán variar la rentabilidad esperada.

– Riesgo de mercado: La Sensibilidad del precio depende del número de cupones pendiente, su distribución y cuantía, así como las retribuciones esperadas en el tiempo. A mayor duración mayor riesgo.

– Riesgo de crédito o de insolvencia: Riesgo de que el emisor de un valor pueda hacer frente a sus pagos, ya sea el de los cupones (retribución) o de reembolso del capital (amortización). El criterio fundamental para evaluar la solvencia de un emisor suele ser su capacidad para generar beneficios en el futuro. En este sentido, la agencia calificadora otorga un rating a cada emisor, que podrá ser revisado y modificado en cualquier momento durante toda su vigencia.

– Riesgo de falta de liquidez: En el momento de reembolsar el dinero de la inversión, se refiere a penalizaciones relacionadas con una menor cotización en el mercado o, incluso, a la imposibilidad de recuperar el capital invertido. Es un coste que siempre asume el inversor.

Seguro que si en su día nos hubieran explicado bien todas estas características y riesgos, hubiéramos podido valorar mejor la oportunidad y conveniencia de depositar nuestros ahorros en estos productos. Es precisamente esa falta de información adecuada en la venta de estos productos, la falta de conveniencia de nuestro perfil financiero, y la ausencia total de lealtad para velar por los intereses del cliente por parte de las entidades en su labor comercializadora; que se consideren infringidos las principales normas que regulan la venta de este tipo de instrumentos financieros, motivos que conllevan la nulidad radical del contrato firmado, y la devolución íntegra de nuestros ahorros.

Con la colaboración de “Munt Auditores, S.L.P.”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: