IRPH. Consecuencias derivadas de la Sentencia del Tribunal de Justícia de la Unión Europea de 3 de marzo de 2020

Finalmente, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado una de las sentencias más esperadas de los últimos años. En su sentencia, el TJUE reafirma que los tribunales nacionales tienen la facultad y la obligación de analizar el posible carácter abusivo de las cláusulas incorporadas a los contratos celebrados entre los bancos y los consumidores, especialmente cuando éstas afectan elementos esenciales como lo es, en el caso de una hipoteca, el tipo de interés.

En este sentido, establece el TJUE que «para cumplir con la exigencia de transparencia de una cláusula contractual que fija un tipo de interés variable en un contrato de préstamo hipotecario, dicha cláusula no solo debe ser comprensible en un plano formal y gramatical, sino también permitir que el consumidor medio, normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz, esté en condiciones de comprender el funcionamiento concreto del modo de cálculo del referido tipo de interés y de valorar así, basándose en criterios precisos y comprensibles, las consecuencias económicas, potencialmente significativas, de dicha cláusula sobre sus obligaciones financieras. Constituyen elementos especialmente pertinentes para la valoración que el juez nacional debe efectuar a este respecto, por un lado, la circunstancia de que los elementos principales relativos al cálculo del mencionado tipo de interés resulten fácilmente asequibles a cualquier persona que tenga intención de contratar un préstamo hipotecario, dada la publicación del modo de cálculo de dicho tipo de interés, y, por otro lado, el suministro de información sobre la evolución en el pasado del índice en que se basa el cálculo de ese mismo tipo de interés.».

Personalmente, no conozco ningún caso en que se hayan dado estas circunsantancias para considerar cumplidas las exigencias de transparencia, en concreto la obligatoriedad de entregar al consumidor un cuadro que ilustre la evolución pasada del IRPH y su comparativa con el Euribor, a los efectos de comprender el alcance económico de la cláusula que estaba asumiendo.

Las consecuencias prácticas de esta posible declaración de abusividad de la cláusula del tipo de interés IRPH, y que tendrán que resolver caso por caso los Juzgados y Tribunales españoles, las encontramos en los apartados 64 a 67 de la sentencia cuyo enlace dejo más abajo.

En mi opinión, en caso de nulidad por abusiva de la cláusula sobre el tipo de referencia aplicable al préstamo, la consecuencia directa es la nulidad total del mismo. Esto significa que el préstamo no puede sobrevivir sin esta cláusula en cuyo caso ello significaría la imposibilidad de aplicar un interés remuneratorio. Ahora bien, si esta nulidad implica un perjuicio para el consumidor porque tiene que devolver más de lo que debe percibir en concepto de intereses remuneratorios pagados ( lo cual podrá ser objeto de cálculo), entonces el juez puede aplicar un índice legal supletorio salvo pacto en contrario de las partes. Y aquí radica la dificultad de identificar correctamente el tipo de interés supletorio, pues los pactos de supletoriedad que hay en las escrituras o bien hacen referencia al IRPH Conjunto de Entidades si previamente hemos contratado el IRPH Cajas o Bancos, o bien se refieren a la aplicación de un tipo fijo calculado en base al último IRPH Cajas que estuvo vigente. Además la STJUE insinúa que como supletorio se podría aplicar el nuevo IRPH Conjunto de Entidades que entró en vigor a partir de noviembre de 2013. Esto último parece contradictorio, porque los problemas aludidos anteriormente sobre transparencia también le son aplicables, y porque tampoco se podría aplicar antes de esa fecha, por lo que la solución más factible y pragmática seria establecer como sustitutivo legal el Euribor, más el diferencial pactado en la escritura desde el momento de su constitución, teniendo en cuenta que la última cuestión que resuelve esta sentencia es que no se puede limitar temporalmente los efectos de dicha solución.

Con estos criterios, por un lado, deberán resolverse la multitud de demandas tanto individuales como colectivas que ya tenemos en marcha y que actualmente estaban suspendidas a la espera de esta resolución; y por otro lado, se inicia una nueva oportunidad para todos aquellos que todavía no han inidiciado ningún tipo de reclamación, si bien todo lo dicho hasta no vale para aquellos que suscribieron una hipoteca con IRPH para adquirir vivienda de Protección Oficial si este índice vino impuesto por una norma de carácter reglamentario. Veremos por último, si el Gobierno intercede con algún mecanismo de conciliación en aras a evitar el colapso judicial.

Aquí puedes encontrar el enlace a la sentencia

Si deseas más información, puedes apuntarte a nuestras Sesiones informativas en Colectivo Ronda. 

Oscar Serrano

Abogado Col.lectiu Ronda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s